Colbún, cliente de GeCo, lista en el Dow Jones Sustainability Index Emerging Markets

Dow-Jones-Sustainability-Indices-1

Colbún es la única compañía eléctrica chilena que listó en el DJSI Emerging Markets en su versión 2017. Este reúne al 10% de las compañías con mejor puntaje, de un total de 800 empresas invitadas provenientes de cerca de 20 mercados emergentes.

Además, la empresa volvió a listar en el DJSI Chile.

Colbún S.A. fue seleccionada para listar por primera vez en el Dow Jones Sustainability Index Emerging Markets (DJSI Emerging Markets), manteniendo además su presencia en el DJSI Chile. El DJSI, realizado por la consultora suiza RobecoSAM, evalúa el desempeño de las compañías en el ámbito económico, medioambiental y social.

Este índice define si el trabajo de las empresas se está gestionando y dando a conocer alineadamente con los indicadores que impactan en el desarrollo del negocio en el largo plazo. La medición considera diversos aspectos económicos, de gobierno corporativo, sociales y medioambientales, evaluando un total de 24 variables en la categoría de la industria eléctrica.

Respecto al DJSI Emerging Markets, éste agrupa al 10% mejor evaluado de un universo global de aproximadamente 800 empresas invitadas a participar, siendo Colbún la única compañía eléctrica de Chile listada en este índice en su versión 2017 y una de las tres de América Latina. En el caso del DJSI Chile, el índice agrupa un total de 26 empresas, las cuales representan el 40% mejor evaluado.

“Estar presentes en este listado es el reflejo de la importante gestión de sostenibilidad que hemos estado realizando en las diferentes áreas que componen nuestra compañía. Como ya lo hemos mencionado en diferentes ocasiones, Colbún trabaja la sostenibilidad no como un aspecto del negocio, sino como el negocio en sí, buscando integrar esta visión a cada una de las áreas de la empresa”, afirmó Thomas Keller, gerente general de Colbún.

El DJSI se basa en las respuestas que proporcionan las empresas a partir de consultas relacionadas con sus políticas, objetivos, sistemas de gestión y mecanismos de transparencia y comunicación en los ámbitos evaluados.

En la dimensión económica de la evaluación, Colbún sobresalió por código de conducta y por su gestión de riesgos y crisis. En lo que respecta a la evaluación medioambiental, obtuvo puntajes destacados en política y sistemas de gestión medioambientales, y en estrategia climática. Asimismo, en el área social la compañía destacó en el compromiso con los grupos de interés y gestión de la seguridad y salud ocupacional.

El índice Dow Jones Sustainability opera desde al año 1999 y se ha consolidado como el más respetado por los inversionistas de todo el mundo.

Blumar, con el apoyo de GeCo, lanza Estrategia y Reporte de Sostenibilidad

Blumar Charly

Este miércoles en Puerto Varas, el gerente general de Blumar, Gerardo Balbontín, presentó el primer Reporte de Sustentabilidad 2016 de la compañía acuícola-pesquera.

No, no es que la compañía acuícola-pesquera que en 2016 tuvo ventas por US$383 millones, Blumar, recién esté descubriendo los beneficios de la sustentabilidad. De hecho, en los 60 años de vida que lleva en el sector pesquero o los más de diez años en el salmonicultor, ha desarrollado múltiples iniciativas con el objetivo ser más amigable con su entorno. La diferencia esta vez, y por ello el título de este artículo, es que Blumar decidió incorporar la sostenibilidad en el corazón de todos nuestros procesos, recalcó este miércoles 6 de septiembre en Puerto Varas (región de Los Lagos) el gerente general de la compañía, Gerardo Balbontín, durante la presentación del primer Reporte de Sustentabilidad 2016, quizás la acción más pública y medible de la estrategia adoptada por la compañía. Además, con este paso, nos convertimos en la primera compañía pesquera del país en entregar este tipo de información, destacó el ejecutivo.

Durante el evento, donde estuvieron presentes ejecutivos, trabajadores y representantes del sector acuícola, Balbontín expuso que para Blumar, la sostenibilidad es el trabajo colaborativo con sus grupos de interés y que permiten generar valor económico, social y ambiental, agregando que para ser líderes en esta materia, nos fijamos tres pilares y que son innovación, eficiencia y sostenibilidad.
Se puede destacar que para la elaboración de este reporte, que se basa en los estándares del GRI, participaron los principales ejecutivos de la compañía y se consultó a más de 500 representantes de los grupos de interés.

Principales resultados:
En líneas generales, el Reporte de Sustentabilidad 2016 se divide en tres partes: Desempeño económico, Desempeño social y Desempeño ambiental. Respecto del primero, y además de resaltar cifras como la utilidad neta de US$44 millones alcanzada en 2016, durante la reunión se destacó la obtención del Sello ProPyme, que reconoce nuestro compromiso para pagar las facturas emitidas por nuestros pequeños y medianos proveedores en un plazo máximo de 30 días, aseveró el gerente general de la compañía.

En lo social, resalta las capacitaciones laborales realizadas por la compañía y las bajas tasas de siniestralidad y/o accidentabilidad. También se expuso que, acerca de la comunidad, trabajamos con cinco líneas: relacionamiento, puertas abiertas, educación y capacitación, calidad de vida y aportes. En base a estos cinco pilares, realizamos 63 proyectos sociales que beneficiaron a 3.863 personas de las comunidades en las cuales estamos insertas, dijo Balbontín.

Acerca del desempeño ambiental, en el reporte se resaltan iniciativas acuícolas y pesqueras ligadas con la eficiencia energética, disminución en el consumo de agua o planes de reciclaje. Específicamente en el área salmones, durante 2016 tuvimos cero escapes de peces, cero acciones letales con la vida silvestres y cero multas y/o reclamos. A su vez, participamos activamente de acciones que buscan disminuir el impacto ambiental. Entre ellos la Global Salmon Iniciative o el Proyecto Pincoy, expuso el ejecutivo.

Sostenibilidad: Un buen negocio
Pero más allá de que Blumar busque ser líder en sostenibilidad dado que su negocio se basa en recursos naturales, también ha adoptado esta estrategia porque es rentable para los accionistas, sus trabajadores, comunidades y el país, reconoció Gerardo Balbontín.

Para apuntalar esta aseveración, en la reunión expuso el ingeniero industrial y actual director ejecutivo de GeCo Group, Carlos Abogabir, quien además de participar en la elaboración del Reporte de Sustentabilidad 2016, ha asesorado a diversas compañías en el desarrollo de innovadores proyectos de impacto social.
Luego de analizar los cambios que ha experimentado la humanidad en las últimas décadas, donde destaca el crecimiento de la población mundial o la pérdida de confianza en las instituciones, Abogabir aseveró que la rentabilidad de las empresas está asociada a la sostenibilidad, un trabajo que se debe proyectar al largo plazo.
Mostrando diversos análisis, Abogabir recalcó que, actualmente, para los CEO y directores de las principales compañías a nivel mundial la sostenibilidad y el medio ambiente son los tópicos que más les preocupan, que la sustentabilidad crea valor tangible, mejora el Ebitda, genera retornos de largo plazo, es una ventaja competitiva y atrae fondos de inversión.

GeCo: actor clave para el proyecto Schiess en Santa María

Capital TO

Tocando puertas

El rechazo y caos que provocó su Hotel Hanga Roa en Isla de Pascua en 2010, remeció al grupo Schiess. Por lo mismo, antes de mover un gramo de tierra de su nueva iniciativa, los ejecutivos tomaron medidas claves. Lo primero: contrataron a la consulta GeCo, con quienes idearon un plan para socializar su proyecto con la comunidad. “Es la forma de hacer las cosas hoy. En todo los panes que tenemos, estamos conociendo las opiniones en esta etapa temprana, cuando aún se puede modificar la obra. no sacamos nada con hacerlo después, cuando está todo definido”, asegura Raúl Molina, gerente inmobiliario de Transoceánica, quien se integró a la empresa el año pasado para hacerse cargo de este trabajo.

 

A mediados de 2016 repartieron flyers con información de la urbanización por las 10 manzanas que se emplazan de Caeolina Rabat al poniente -la zona más cercana-, que en total son cerca de 100 casas. Y acompañaron los folletos con plantas de regalo – haciendo alusión a lo “verde” del proyecto y a una invitación para una reunión explicativa en Transoceánica.

 

Entre julio y octubre se hicieron 20 encuentros, a los que asistieron un total de 250 personas. Junto a ello, crearon una página web para mantener un canal de comunicación e información con la comunidad.

 

Para leer el artículo completo: http://www.capital.cl/negocios/2017/06/08/140243/el-barrio-de-schiess

 

 

GeCo en Negocios B: Acelerar el cambio

capital-newen-2

http://www.capital.cl/negocios/2016/09/29/150952-negocios-b-acelerar-el-cambio

Desde diferentes cargos ejecutivos en grandes empresas, los ingenieros Pascuala Morel, Gonzalo Russi, Alejandro Boetsch y Carlos Abogabir habían visto la necesidad de acelerar los procesos para generar productos y servicios más sostenibles. Así, en 2012 decidieron dar un giro en sus carreras e ir por su objetivo. Fundaron GeCo y se lanzaron a su primer proyecto: Newén Maqui, un jugo gourmet antioxidante fabricado con el maqui silvestre que es recolectado en los bosques por las vecinos de la Central Angostura de Colbún, empresa que también participó como socia de esta iniciativa. El impacto de este emprendimiento es triple: se trata de un producto que contribuye a la salud de los consumidores: entrega el 20%de sus utilidades a los recolectores de estos frutos y, además, ayuda a proteger el bosque nativo del sur de Chile.

“Somas una aceleradora de sostenibilidad que potencia el negocio a través de proyectos innovadores con impacto social. Trabajamos cocreando junto a empresas y sus grupos de interés, estrategias de sostenibilidad concretas, para luego implementar proyectos detonantes que den vida a esa estrategia, movilizando a los distintos stakeholders  y generando impacto socioambiental en el corto plazo. explica Abogabir

En su corta vida. han sumado varios reconocimientos. El más reciente fue el primer lugar en Desarrollo Humano en los Premios Latinoamérica Verde,  reconocidos coma los Oscar de la Sostenibilidad, donde fueron destacados como una de las mejores empresas para el mundo. elegidas por B Corporation en EE.UU., y actualmente son uno de los finalistas de Avonni.

Hoy, sus socios se encuentran en proceso de consolidación en Chile y prontamente esperan expandirse a otos países de Latinoamérica.

 

GeCo: Los recolectores de maqui

recolectores-de-maqui

http://papeldigital.info/finde/#

En 2012, Alejandro Boetsch, Carlos Abogabir, Gonzalo Russi y Pascuala Morel se reunieron para trabajar juntos en proyectos sustentables para grandes empresas, como Colbún. En eso estaban, hasta que surgieron las ganas de hacer algo más, algo con nuevos negocios. Tenía que ser en la VIII Región, porque era para ellos una de “las más vulnerables de Chile”. Fue así como se sumergieron en el bosque nativo de la zona de Angostura y dieron con el maqui, esa fruta morada y ácida, pariente de los berries y famosa por su gran cantidad de antioxidantes. Hace tres años que la usan como insumo para fabricar sus jugos Newen Maqui.

—¿Por qué el maqui?
—Porque tenía muchos antioxidantes, algo que le interesa a la gente, y porque era un fruto endémico, sólo de Chile.

—¿Cómo es el sabor? 
—Peculiar. Concentra sabores de distintos berries, como la mora y el arándano, pero es un poco ácido, lo que equilibramos con una pequeña porción de sucralosa. Tiene mucho cuerpo y un sabor bruto, intenso, y eso es lo que llama la atención en Asia y Europa, que es adonde lo exportamos.

—¿Cómo logran que se mantengan el sabor y la mayor cantidad de antioxidantes? 
—La fruta es inestable y se oxida rápidamente en estado natural una vez cosechada. Por lo mismo, se añade agua; de esa manera, logramos que se conserve el sabor y 4.000 oracs de antioxidantes (la medida más usada). Eso es mucho, considerando que la dosis diaria recomendada es de 5.000 oracs.

—¿A qué hora es mejor tomar este jugo? 
—Ideal al desayuno, acompañado por un café. A mí lo que más me gusta es tomarlo junto con un vaso de leche y un pan con palta. Con un pedazo de torta o algo dulce también queda muy bien, porque el dejo de acidez del maqui neutraliza el dulzor de lo que se vaya a comer.

—¿Dónde se puede probar?
—En restaurantes como Coquinaria y en cafés como el Juan Valdez Café, y otros más pequeños como Quererte (Av. Cristóbal Colón) y Pasaje Gourmet, en Manuel Montt. Son cerca de 150 locales.

Carlos Abogabir: “Estamos viviendo un período de disrupción sustentable”

pulso-cao

Tener un 20% de margen de ganancias en un negocio lo quisiera cualquiera. Esa es la cifra que han logrado 400 familias vulnerables del sur de Chile con Newén Maqui, un jugo y polvo con propiedades antioxidantes, hecho en base del famoso fruto silvestre que ha sido parte del campo chileno por siglos.

 

Pero detrás de este emprendimiento que ha ganado varios reconocimientos en los últimos años, está GeCo (Gestión de Comunidades), “una aceleradora de sostenibilidad”, como la define Carlos Abogabir, su director ejecutivo.

 

GeCo nació hace cuatro años. Pascuala Morel, Gonzalo Russi, Alejandro Boetsch y Abogabir se dieron cuenta del caldo de cultivo sustentable que estaba empezando a formarse a nivel corporativo, donde uno de los principales dolores era la relación entre las compañías y sus stakeholders.

 

¿Aceleradora de sostenibilidad…?

– Lo que busca GeCo es generar negocios con impacto social. Estamos viviendo en un período de disrupción sustentable, donde trabajadores, comunidades, vecinos, clientes, proveedores y las autoridades le están exigiendo a las empresas que no sólo sean rentables, sino también amigables con el medioambiente y la sociedad. Y es ahí donde entramos nosotros: desarrollamos la estrategia de sostenibilidad de las empresas, identificando las necesidades y oportunidades en sus stakeholders e implementando proyectos detonantes.

 

¿Cuáles stakeholders?

– Cualquiera. Va a depender de cada proyecto. En el caso de Colbún, fue la comunidad cercana al proyecto de Angostura. Pero en otra compañía puede ser otra la estrategia. En general este tema es bastante reciente en Chile. La industria minera es la que ha avanzado más rápido, pero aún queda mucho camino que recorrer.

 

Va a ser difícil que no sigan identificándolos siempre con Newén Maqui. ¿Tienen otros ejemplos?

– Estamos sorprendidos con el impacto que ha generado ese proyecto, y creo que es porque tiene mucho impacto social. Pero también hemos trabajado en otras industrias. Por ejemplo, mediante un proyecto con Pucobre, modificamos las mallas curriculares en los liceos de Illapel y Canela. Los estudiantes tenían muchos conocimientos agrícolas, pero debido a los problemas de agua, había más oportunidades reales incorporando materias industriales y mineras. En Sierra Gorda, creamos un sistema para que los mismos habitantes se transformaran en proveedores de la minería, en diversas actividades. Desde movimiento de áridos, hasta seguridad.

 

¿Es clave en esto el networking que ustedes realizan?

-Sí, es importante. Pero para generar un proyecto necesitamos aliados, que están en el mismo Gobierno, en las empresas y los grupos de interés. Por eso la clave de nuestra metodología es el valor compartido.

 

¿Y cómo está creciendo el interés corporativo en el valor compartido en Chile?

– En los últimos años ha habido mucho interés por los vecinos. Antes, la relación era más transaccional, considerando la cantidad de dinero que una empresa ponía en la mesa. Pero para tener una relación de largo plazo el dinero no es lo importante. Si las empresas basan su relación con los stakeholders en regalos, cuando dejan de darlos, todo vuelve a fojas cero. Por eso hay que hacer proyectos donde ambos se vean beneficiados en un proyecto común. Después de eso puede venir la filantropía y los regalos.

 

¿Pero han notado un cambio al respecto?

– Sí. Y no sólo en ciertas empresas, sino en industrias en general. Por ejemplo, en el retail se está incorporando muy fuerte, especialmente con respecto a sus proveedores. Los bancos están haciendo muchas cosas con los clientes y de a poco se incorpora también en las AFP. Muchas industrias se han dado cuenta de que hoy hacer un buen negocio debe tener beneficios para la empresa, sus clientes, los vecinos y el medioambiente. Sin embargo, los primeros tres años de este cambio (2011-2014) fueron de diagnóstico y donde en general las empresas estuvieron bien paralizadas, pensando en cuál era el camino. Ese período terminó y hoy ya tienen clara la importancia de incorporarse más a la sociedad. Pasamos del diagnóstico a las soluciones.

 

¿Tienen pensado expandir su metodología fuera de Chile?

– Vemos con mucho interés a Perú, debido a que en ese país recién están incorporando los desarrollos en sostenibilidad y ya hemos comenzado con algunas aproximaciones para entrar en ese mercado.

GeCo es reconocida como una de las mejores empresas para el mundo

b-corp-3

La aceleradora chilena de sostenibilidad Geco, fue distinguida por B Corp (USA), como una de las mejores empresas para el mundo, y también fue reconocida por el impacto que genera en sus clientes.

“B Corp Best for the World” (Mejores Empresas B para el Mundo) es el nombre del reconocimiento que destaca a aquellas Empresas B certificadas que se encuentran en el 10% de los mejores puntajes en la medición de su desempeño como Empresa B, al realizar la Evaluación B.

Tras analizar más de 1.800 empresas B del mundo –que son aquellas que redefinen el sentido del éxito para construir sociedades más sustentables y con mayor bienestar-, se reconocieron a 80 empresas B de América Latina por el trabajo realizado en mejorar sus prácticas empresariales en diferentes áreas: trabajadores, clientes, comunidad y medioambiente.

Entre las empresas destacadas, se encuentran siete chilenas en la categoría general: Geco, Algramo, Triciclos, Cultiva Empresa, Actitud Lab, Grupo Educativo y Beyond English.

Carlos Abogabir, socio fundador de Geco, dijo “es un verdadero honor haber sido seleccionados como una de las mejores empresas para el mundo. Hemos trabajado duro por generar un real impacto en las empresas y la sociedad. Sabemos que aún nos queda mucho por hacer y agradecemos a Sistema B y a todos los clientes que han confiado en nosotros. Este tipo de reconocimientos refuerza nuestro compromiso, y en cierto modo, nos reafirma que estamos en el camino correcto.”.

Este reconocimiento, además de elegir a las mejores empresas en categoría general (Best for the World Overall),  mide otras 4 categorías: “Best for Workers” (Mejores prácticas con sus trabajadores), “Best for Community” (Mejores prácticas con la comunidad),  “Best for the Environment” (Mejores prácticas ambientales) y “Best for the Customers” (Mejor impacto con clientes). En esta última categoría, Geco también fue elegida dentro de las mejores.

Newén Maqui obtiene primer lugar en los Premios Latinoamérica Verde

primer lugar latinoamerica verde

Cerca de 1.000 personas asistieron ayer al Palacio de Cristal de Guayaquil (Ecuador), para participar de la ceremonia final del evento “Premios Latinoamérica Verde”, organizado por el Ministerio del Ambiente, el municipio de Guayaquil y la consultora ambiental Sambito, y en la que fue premiado el equipo chileno de Geco –empresa aceleradora de sostenibilidad- junto a Colbún, creadores de Newén Maqui, proyecto que obtuvo el primer lugar del ranking en la categoría Desarrollo Humano, Inclusión Social y Reducción de la Desigualdad.

Newén Maqui, es un jugo y polvo con propiedades antioxidantes, hecho en base a un fruto silvestre que es recolectado por las familias vulnerables del sur de Chile, las que reciben un 20% de la utilidad generada por las ventas del producto.

Alejandro Boetsch, socio fundador de Geco destacó que “lo primero que nos gustaría destacar de Newén Maqui es que te hace bien: el maqui es la fruta con mayor poder antioxidante descubierta, característica asociada a la prevención de la diabetes y enfermedades cardiovasculares entre otros beneficios. Lo segundo es que nos hace bien: la extracción del maqui se trabaja con la misión de no dañar los árboles, capacitando a los recolectores en la extracción sustentable del fruto, cuestión que se certifica con el sello Orgánico según los estándares internacionales. Y lo tercero es que hace el bien: a las comunidades recolectoras, que pertenecen a las zonas más pobres del país. Ellos, aparte del pago justo por lo recolectado, reciben parte de la utilidad del negocio y en el corto plazo, el 20% de la propiedad”.

Juan Pablo Schaeffer, Gerente de la División de Desarrollo Sustentable de Colbún expresó: “Lo que distingue a Newén Maqui es que se trata de un proyecto colaborativo que genera valor para todos sus participantes. Desde el sector privado creemos que es importante fomentar este estilo de trabajo. Este reconocimiento lo tomamos como un estímulo para seguir propiciando esta visión en los lugares donde están presentes nuestras centrales y proyectos”.

En lo que va del año Newén Maqui ha logrado ventas superiores a las de todo el 2015 y, tras cerrar acuerdos con Corea del Sur, China y Japón, espera terminar el año con un crecimiento de 300% en comparación con el año anterior. El año pasado las exportaciones representaron un 10% del negocio y este año se prevé que represente más del 60%, siendo los países asiáticos los principales destinatarios (60%), seguidos por Europa, Estados Unidos y Australia.

En cuanto al certamen “Premios Latinoamérica Verde”, esta es la tercera versión de un galardón que anualmente reconoce a los 500 mejores proyectos de Latinoamérica que contribuyen con el medioambiente y generan impacto social, transformándose en el principal punto de encuentro de una comunidad regional comprometida por esta causa.

En esta nueva oportunidad de los “Premios Latinoamérica Verde”, postularon más de 1.400 proyectos provenientes de 25 países para ser seleccionados dentro de las 10 categorías evaluadas: Agua; Biodiversidad & Fauna; Bosques & Flora; Emisiones; Energía; Finanzas Sostenibles; Océanos; Gestión Urbana, Producción & Consumo Responsable; Desarrollo Humano, Inclusión Social & Reducción de la Desigualdad; Manejo de Residuos Sólidos.

Una comisión técnica internacional de más de 100 expertos en las diferentes temáticas evaluadas, seleccionó primero a los 500 mejores proyectos y a los 3 más destacables de cada categoría. Entre ellos, se destacó en una primera etapa a Newén Maqui como el mejor proyecto por su innovadora propuesta en la categoría Desarrollo Humano, Inclusión Social & Reducción de la Desigualdad, reconocimiento que se dio a conocer en julio pasado.

Cabe destacar que este año, participaron los siguientes países: España como país invitado, junto a: Antigua y Barbados, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Saint Vincent, Uruguay y Venezuela.

Carlos Abogabir complementa nota de El Mercurio de EyN: 53% de los CEO ven relación con comunidades como tema prioritario

Estudio Mc Kinsey

http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=23-08-2016%200:00:00&NewsID=428056&dtB=23-08-2016%200:00:00&BodyID=2&PaginaId=10

El potenciamiento de esta área se ha vuelto un asunto cada vez más importante para las empresas, y puede incidir en un aumento cercano al 2% en rentabilidad anual.

La relación con los grupos de interés -como las comunidades-, hoy es más importante que nunca para las empresas a nivel mundial.

Así lo señala un estudio de McKinsey, que indica que el 53% de los CEO y el 43% de los directores de las compañías ven los asuntos externos como uno de sus tres temas de mayor prioridad en la firma.

Lo anterior ha ido creciendo a pasos agigantados en los últimos años, dado que a nivel mundial y más aun en Chile, una serie de inversiones se encuentran trabadas justamente por la mala relación con los grupos de interés. De hecho, otro estudio de McKinsey ya señaló que las empresas que trabajan junto a sus grupos de interés mejoran su rentabilidad un 2% anual, lo que equivale a 20% en 10 años.

Carlos Abogabir, director ejecutivo de GeCo, explica que hace una década para los altos ejecutivos y los directores este tema no era relevante, pero poco a poco ha ido creciendo en importancia. “Es una tendencia que llegó para quedarse y será un tema prioritario cada vez para más organizaciones”, advierte.

“La sociedad en su conjunto se ha vuelto más demandante y exige a las empresas mayor coherencia y responsabilidad con el entorno”, señala. Agrega que esto está comenzando a ser considerado por los inversionistas, quienes están complementando los indicadores financieros, con los sociales y ambientales para valorar una empresa.

“Ser reconocido como una empresa sostenible que agrega valor a su stakeholders , se ha vuelto un imperativo y una ventaja competitiva fundamental para desarrollar un negocio que se sostenga en el largo plazo”, dice, y añade que “el gran riesgo en las empresas es creer que existen los atajos. Una buena relación con stakeholders no se puede comprar, sino que debe estar cimentada en la confianza, la empatía y la generación de oportunidades conjuntas”.

Fortalecer el área

Un costo cercano a los US$ 20 millones semanales tienen los conflictos con comunidades que enfrentan los grandes proyectos que involucran inversiones de entre US$ 3 mil millones y US$ 5 mil millones, según un estudio realizado por The Centre for Social Responsibility in Mining (CSRM) y Harvard Kennedy School. Por esto es clave la construcción de relaciones sostenibles con las comunidades.

McKinsey plantea que el relacionamiento ha crecido en la agenda de los directorios en los últimos años, pero que estos requieren fortalecer sus competencias para lograr un trabajo efectivo en estas áreas. También indica que las empresas que lideran directamente estas relaciones tienen mayores probabilidades de éxito que aquellas que externalizan estos servicios.

Carlos Abogabir complementa, en EyN de El Mercurio, estudio de McKinsey: empresas rentan un 2% anual más si trabajan con comunidades

McKinsey

Poner un acento importante en grupos de interés entrega mejores resultados.

Las empresas que se vinculan positivamente con sus grupos de interés -principalmente comunidades, pero también trabajadores, proveedores y clientes, entre otros- mejoran su rentabilidad un 2% anual, o 20% en un plazo de 10 años, según un estudio de McKinsey.

La clave está en generar confianza y compromiso mutuo para llevar a cabo proyectos de inversión, subraya Carlos Abogabir, director ejecutivo de GeCo, firma dedicada a potenciar la capacidad de las empresas para gestionar su relación con comunidades y que, entre otras iniciativas, desarrolló junto a Colbún Newén Maqui, donde fabrican en conjunto con la comunidad una bebida de este fruto, que ya se vende en varios puntos del país.

El estudio indica que esto es parte de la estrategia de negocios, y debe ser manejado como tal, así como recomienda que los talentos de cada área pasen por esta unidad de la compañía para que hagan parte de ellos esta información. Abogabir explica que “hoy no se entiende una relación de trade off , donde lo que gano es a costa de otros. Se debe potenciar un círculo virtuoso donde se agregue valor a través del negocio a todos, logrando que cada uno esté mejor con la empresa que sin ella. De esto se trata la sostenibilidad: de hacer un buen negocio, pero para todos y en el largo plazo”.

Cambiar el foco

Un costo cercano a los US$ 20 millones semanales tienen los conflictos con comunidades que enfrentan los grandes proyectos que involucran inversiones de entre US$ 3 mil millones y US$ 5 mil millones, demostró un estudio realizado por The Centre for Social Responsibility in Mining (CSRM) y Harvard Kennedy School. Este informe analizó 50 casos de conflictos en el mundo, y reveló que los costos de ellos para las empresas del sector extractivo son significativos, por lo que es fundamental para la industria construir relaciones sostenibles con las comunidades locales alrededor de las operaciones.

Chile hoy tiene múltiples proyectos de inversión paralizados por problemas con comunidades, aunque se ha logrado hacer rápidamente el diagnóstico. Sin embargo, “no hemos sabido pasar del diagnóstico a las soluciones. Necesitamos acelerar la adopción de la sostenibilidad en las empresas, y esto pasa por destinar talento y presupuesto a estas áreas”, recalca Abogabir. Asegura que la relación con la comunidad se forja cuando cada uno se pone en los zapatos del otro.

Alto costo
US$ 20 millones a la semana les cuestan a los grandes proyectos los conflictos con comunidades.

 

http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2016-07-19&dtB=19-07-2016%200:00:00&PaginaId=10&bodyid=2

Newén Maqui obtiene tercer lugar en el ranking Latinoamérica Verde

premios latinoamerica verde newen 1

Newén Maqui fue elogiado en el ranking de las 500 mejores proyectos sociales y ambientales de América Latina, obteniendo el primer lugar en la categoría Desarrollo humano, inclusión social & reducción de la desigualdad, y el tercero a nivel general, dentro de las 1.407 iniciativas inscritas.

El ranking tiene como objetivo reconocer acciones que destaquen como ejemplos de compromiso en el ciudado del ambiente, conciencia de temáticas de responsabilidad social y/o ambiental, reducción de desigualdad, que pueden ser usadas como benchmark de desempeño sostenible y cuya ejecución esté en desarrollo.

El jurado fue compuesto por el Comité Técino Internacional, conformado por miembros del Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe (CAF), Naciones Unidas, Universidad Earth de Estados Unidos, National Geographic, entre otras entidades.

El 23 y 24 de agosto los 500 proyectos listados serán exhibidos a inversionistas “verdes” a la ciudadanía en general y podrán asistir al III Encuentro de Responsables Ambientales de Provincias, Estados y Regiones de América Latina y el Caribe que se realizará por primera vez en Ecuador.

Ver ranking: http://premioslatinoamericaverde.com/500mejores/

Newén Maqui pretende expandirse al mercado asiático (El Mercurio)

Newen Maqui

http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2016-05-30&PaginaId=9&BodyId=2

 

El emprendimiento cerró acuerdos en países como Corea del Sur y Japón, y además espera ampliar su gama de productos a otros frutos.

 

Newén Maqui podría ser perfectamente el sueño de todo ecosistema de innovación y emprendimiento: en su creación y desarrollo se mezcla la empresa privada -a través de GeCo e inicialmente también Colbún -; y el Gobierno, de la mano de Corfo y Fosis, y, lo más importante, comunidades locales.

 

Estos fueron tres actores que en 2012 se unieron para dar vida a este producto a base de maqui y que hoy está presente en 120 puntos de venta a lo largo de Chile en formato de néctar, polvo y la fruta en sí misma.

 

Con casi 40 toneladas orgánicas recolectadas por más de 400 familias vulnerables del sur de Chile durante tres temporadas, el emprendimiento ahora quiere ir por más y mucho más lejos. Concretamente, atravesar el mundo para llegar a Asia. De hecho, hace poco Carlos Abogabir y Alejandro Boetsch, creadores de la iniciativa, estuvieron recorriendo diferentes ciudades de Japón, Corea del Sur y China, sellando acuerdos de distribución. “Nos encontramos con un mercado asiático muy informado y abierto a tendencias saludables, sobre todo en Corea. Reconocen el maqui como uno de los frutos con mayor capacidad antioxidante del mundo y están muy interesados en incorporarlo a su dieta, principalmente a través del formato en polvo y jugo”, explica Boetsch, gerente de Desarrollo y socio de GeCo, firma que lidera la iniciativa.

 

De este modo, los planes para Newén Maqui son que se convierta en una marca global. En una primera instancia el proyecto contempla potenciar el mercado asiático, pero luego seguir en otros lugares.

 

También pretenden ampliar su gama de productos creando nuevos formatos a partir del maqui o desarrollando productos a partir de otros frutos o plantas silvestres.

 

1 2 3