Home » Sin categoría » Empresa y sociedad: de la adolescencia a la adultez

Empresa y sociedad: de la adolescencia a la adultez

Pulso-CAO

http://www.pulso.cl/noticia/opinion/2016/07/4-88210-9-empresa-y-sociedad-de-la-adolescencia-a-la-adultez.shtml

Por Carlos Abogabir O. La sostenibilidad debe ser parte integral de la estrategia de negocios, que involucre transversalmente a toda la compañía.

Los chilenos estamos hartos, irritables, desilusionados y desafiantes, al igual que un joven con sus padres cuando entra en la adolescencia. Como diríamos coloquialmente, estamos transformados en una sociedad “púber” y lidiando con todo lo que eso significa: desilusión de nuestras autoridades (que antes teníamos en un pedestal como referentes, al igual como un adolescente antes veía a sus padres); cuestionamiento de las decisiones tomadas por nuestros líderes y sensación de ser el centro del universo.

Estamos en un espiral de descontento social, de agresividad y destemplanza, haciendo oídos sordos a toda norma de disciplina o de tradición. Al igual que un adolescente, queremos romper con todo lo existente, creemos que sabemos hacerlas todas y, lamentablemente, sentimos que nuestras autoridades, al igual que nuestros padres, no nos entienden y viven en el pasado.

Las reglas impuestas desde afuera que tan bien acatamos años atrás, hoy no nos hacen sentido. Queremos libertad, pero la libertad hay que educarla. La libertad no se forja desde el temor, ni se educa a través de relaciones transaccionales -como regalos, premios o bonos-, sino desde la generación de vínculos de confianza, el desarrollo de proyectos en común y en la capacidad de pertenecer a una comunidad, de volver a creer y confiar en esta.

En definitiva, necesitamos entrar a una fase de madurez y volver a confiar en aquellos que alguna vez fueron nuestros referentes. Al igual que en la etapa adulta, podemos reconocer los errores de nuestros progenitores, pero también mirar con cierto aprecio y respeto aquello que nos entregaron. Necesitamos mirar con perspectiva los errores del pasado de nuestras instituciones y construir de manera conjunta una mirada de futuro.

En este nuevo escenario, es sumamente urgente y necesario que las empresas cambien la forma de relacionarse con sus distintos grupos de interés: inversionistas, proveedores, clientes, trabajadores y vecinos. Se debe potenciar un círculo virtuoso, donde se fortalezcan los objetivos del negocio, agregando valor a cada uno de los grupos de interés, logrando que para todos sea mejor estar con la empresa que sin ella. De esto se trata la sostenibilidad, de hacer un buen negocio, pero para todos y en el largo plazo.

La sostenibilidad debe ser parte integral de la estrategia de negocios, que involucre transversalmente a toda la compañía y permita así evolucionar desde una relación adolescente y transaccional con nuestro entorno, a una relación de largo plazo sana y adulta.

La empresa no puede dejar de ser un motor de desarrollo social y económico para los países, pero para ello debe partir refundando sus relaciones y potenciar la comunidad sobre el individualismo; la libertad sobre la obligación; la colaboración sobre la competencia; la confianza sobre la suspicacia; la empatía sobre la indiferencia; y el amor sobre el temor. En definitiva, la empresa debe humanizarse para transformar esa cólera adolescente en energía aceleradora del desarrollo de Chile.

*El autor es director ejecutivo GeCo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>